EN LO QUE VA DEL 2017: INGRESOS DE NIÑOS QUEMADOS DISMINUYÓ EN UN 30% EN EL HEU

10-10-2017


Autoridades del Hospital Escuela Universitario (HEU) reportan una reducción del ingreso de niños quemados en un 30% en comparación al año 2016, lo que en parte se debe a las campañas de concienciación que se han realizado por los diferentes medios de comunicación.

El cirujano plástico y pediatra, Carlos Flores, expresó que la disminución en la cantidad de niños quemados que ingresan al centro asistencial denota un mayor cuidado de los padres de familia porque “no existen accidentes en niños sino descuidos de las personas adultas”, argumentó.

El galeno recomendó que no dejen solos a los niños y que eviten que vayan a la cocina, además de no permitirles manipular artefactos pirotécnicos ya que cada niño quemado representa un sufrimiento tanto para el infante como para los padres y para el Estado, quien mediante el sistema de salud pública paga los costosos tratamientos.

Este tratamiento, según Flores, representa un gasto “entre 15,000 y 20,000 lempiras diarios dependiendo el grado de la quemadura y las veces que se someta a un quirófano para su intervención”.

Asimismo, detalló que las estadísticas demuestran que los meses donde más niños quemados ingresan al Materno Infantil del HEU son noviembre y diciembre con quemaduras por pólvora, aunque las medidas de las diferentes alcaldías y las campañas de los medios de comunicación han generado un aporte importante a la reducción de un 30%.